En la tarde de ayer salió un año más la bellísima Virgen del Rosario de los Montañeses de Jerez de la Frontera. Una vieja tradición de la antigua Archicofradía que fundaran los cántabros asentados en Jerez y que adorna cada tarde noche de la festividad de El Pilar con una imagen preciosa y un cuidadísimo repertorio musical, que en esta ocasión estuvo interpretado por la banda del maestro Dueñas, de El Puerto. 

Toda una belleza de procesión que nunca se deberá de perder por su tradición y buen gusto. La imagen recorrió las calles del centro retornando, ya de noche, a Santo Domingo. (ISLAPASIÓN).

Galerías: