El paso de palio de la Virgen de la Trinidad pasa por Murillo y La Herrán. Así se ha probado esta mañana por parte de una cuadrilla de la asociación de Jóvenes Cargadores Cofrades (JCC).

A las nueve de la mañana estaba citada la cuadrilla que tenía que probar si, como mostraban los cálculos efectuados por la hermandad, el paso de palio de la Virgen de la Trinidad pasaba tanto por la calle La Herrán -con un par de puntos conflictivos- como por la calle Murillo -también con algunos lugares complicados-.

Tras salir del almacén de la hermandad en la calle Amargura se hicieron los cálculos del paso en fondo y sobre los hombros de los cargadores reafirmando las medidas con las que contaba la hermandad. Desde la calle Amargura accedieron a la de San Servando -que se pretende sea una de las del nuevo itinerario- para seguir por Almirante Cervera hasta Real.

Aquí comenzaba el momento importante de la jornada. En la calle La Herrán se había simulado como sería el aspecto para el Lunes Santo. Se habían quitado farolas -aún quedan por quitar otras- y se hacía en el sentido que se pretende para el Lunes Santo: desde Real hasta el final de Murillo. 

Aproximadamente el tiempo de la prueba desde la entrada en la calle La Herrán hasta algo más de la mitad de la calle Murillo ha durado unos 55 minutos algo más del tiempo que esperaba la hermandad. 

En la calle La Herrán el principal escollo era un saliente en forma de soporte para macetas que existe en el número 7 así como la entrada en la parte más estrecha de la calle cerca del bar "Los Gallegos". El resto de la calle es salvable sin maniobras pero con un andar muy corto que merma la capacidad de los cargadores así como en la primera mitad de la calle no se puede hacer fondo ya que en la levantá podría enganchar con el movimiento del palio alguno de los salientes de los balcones.

Pasada la calle La Herrán y siguiendo el itinerario que quiere la hermandad para el Lunes Santo se probó la calle Murillo que no presenta dificultades de envergadura pero que tampoco deja momentos para andar con algo más de celeridad lo que conlleva un ritmo muy lento.

El resto de puntos que miraba la hermandad -en calles como San Gaspar o San Servando en la esquina con San Nicolás- parecen no ser problema alguno.

Por tanto el paso de la Virgen de la Trinidad pasa por esta parte del callejero de la ciudad ahora queda a estudio para la Junta de Gobierno si es viable ya que el paso llegaría a este sitio tras varias horas de recorrido y con unas condiciones para los cargadores algo peores que las que hoy se han probado. 

Si la prueba de hoy se diera por válida la hermandad optaría por un itinerario como el siguiente: Salida, Real, Carrera Oficial, San José, Plaza de San José, Virgen de los Desamparados, Dolores, Pérez Galdós, San Nicolás, San Servando, Almirante Cervera, Real, La Herrán, Murillo, San Esteban, San Gaspar, Constructora Naval, González Hontoria, Rosario, Plaza de la Iglesia, Real y recogida. 

Suprimiendo por tanto el paso por el que era el convento de las Madres Capuchinas y la calle Ancha y tomando parte del barrio de la Iglesia Mayor. (ISLAPASIÓN).

Galerías: