La experiencia es un grado. Y así lo demostró ayer el sacerdote Marco Antonio Huelga de la Luz que tuvo a su cargo el Pregón que con carácter anual organiza la Hermandad de Jesús Nazareno a la Virgen de los Dolores.

Tras el tercero de los días del Triduo a la Santísima Virgen llegó el momento del Pregón que cada año convoca a los hermanos de esta corporación. Un pregón en el que hermanos y como en este caso invitados de otras hermandades o ciudades exaltan la figura de María Santísima en su advocación de los Dolores.

Una vez leído el extracto de la Junta de Gobierno por la que se designaba al padre Marco Antonio Huelga de la Luz como pregonero del 2017 tomó la palabra Manuel Ángel Cano -miembro de la Junta de Gobierno de la hermandad y miembro de la Junta Permanente del Consejo local de Hermandades y Cofradías de San Fernando- para presentar al pregonero.

Tras la presentación tomó la palabra el padre Marco Antonio que hizo un canto de alabanza ante la Santísima Virgen en prosa y verso. Una declaración de intenciones de un enamorado de la Virgen y un comprometido sacerdote que vive de manera cercana e intensa la realidad de las hermandades y cofradías.

Una vez finalizada la exaltación la hermandad quiso que el pregonero firmara en el libro de honor del 250 aniversario fundacional de la cofradía a la que siguieron algunas fotos de familia junto a la Virgen de los Dolores.

Hoy a las siete de la tarde se llevará a cabo la Función Principal con la que concluyen estos cultos a la Virgen de los Dolores. (ISLAPASIÓN).

Galerías: