Pasadas las once de la noche llegaba la Virgen del Rosario, Patrona de Cádiz, a Santo Domingo tras 10 días peregrinando por las distintas parroquias de la ciudad con motivo de la celebración del 150 aniversario de su patronazgo.

El pasado 29 de agosto embarcaba en el muelle de Cádiz para ir hasta el barrio de Puntales. Y desde allí, inició una peregrinación que le ha llevado a cada uno de los barrios de la ciudad. Loreto, La Laguna, San José, San Severiano, El Pópulo, San Lorenzo, la Palma, El Balón y ayer de nuevo a su barrio de Santa María.

A las 20 horas salía la Virgen desde Santa Catalina para pasar por la iglesia de San Francisco, la parroquia del Rosario y San Agustín, hasta llegar de nuevo a su templo.

El acompañamiento musical corrió a cargo de la Agrupación Musical "Polillas" de Cádiz. (ISLAPASIÓN).

Galerías: