Según ha informado la Agrupación Parroquial de María Auxiliadora en su página de Facebook desde hace 16 años se viene realizando el correspondiente Rosario de antorchas con la Santísima Virgen en jornadas cercanas al 12 de septiembre, onomástica del Dulce Nombre de María.

Con motivo de un "proyecto costoso pero urgente que la Parroquia de San Marcos Evangelista (Sede Canónica de esta la asociación) ha puesto en marcha" los componentes de la misma han decidido que los gastos que conlleva la celebración de estos cultos sean donados como ayuda.

El proyecto se trata de la restauración del Cristo Crucificado que preside el Altar Mayor de dicha Parroquia. Siendo avanzado y delicado el deterioro que sufre a causa de una carcoma.

Creen -tanto Junta como socios- que "los ojos de nuestra Madre verán justo sacrificar su salida por algo tan necesario como evidente".

Afirman también que "seguiremos trabajando en la confianza de que el año que viene, el cual se cumple el 20º aniversario de la asociación, nos podamos reivindicar con su correspondiente salida y cultos". (ISLAPASIÓN).