La cuadrilla de hermanos costaleros de la Divina Pastora de las Almas Coronada, con Antonio Reseco como capataz, han trasladado esta tarde desde el almacén de la hermandad -situado en la calle San Dimas- al templo pastoreño el paso procesional de la Santísima Virgen de cara a una nueva salida procesional dentro exactamente de una semana.

Esta es sin duda la imagen exterior que marca la cuenta atrás para un nuevo 15 de agosto para los cofrades pastoreños que ya preparan los exornos tanto en el interior del templo de cara al Triduo y Función como en las calles del barrio para una nueva salida procesional. (ISLAPASIÓN).

Galerías:


Comentarios: