La Novena a la Virgen del Carmen llega a su fin. En el último día, uno de los más especiales, cuando ya el altar huele a las flores de la Virgen, cuando el paso ya aguarda junto al camarín en el que la Patrona procesionará mañana... cuando en definitiva llega una de las tradiciones que más auge ha cogido en los últimos años: la presentación de los niños a la Virgen.

Este acto suma durante los últimos años más de medio centenar de pequeños de La Isla que junto a sus padres o abuelos son presentados a la Santísima Virgen en el momento de las ofrendas, quizás uno de los actos más emotivos de los nueve días de intenso fervor en la iglesia del Carmen.

Uno a uno van desfilando hasta llegar al altar mayor donde el sacerdote que oficia la eucaristía pregunta el nombre del pequeño, lo bendice y pasa por su cabeza el escapulario de la Virgen. Así una larga cola que se forma en el patio interior del convento y que desfila ante la Patrona.

Todo está ya consumado, los nueves días tocan a su fin. Las puertas del Carmen se cierran para abrirse minutos antes de la madrugada para que el rezo del Ángelus y la felicitación a la Virgen abran un nuevo 16 de julio, un nuevo día del Carmen en La Isla. Pero eso, eso será a partir de esta medianoche. (ISLAPASIÓN).

Galerías:


Comentarios: