Tras pasar la noche en Palacio los rocieros isleños comenzaban esta mañana la última de las jornadas del camino que les llevará esta noche hasta la Aldea del Rocío.

Tras la celebración eucarística se ha llevado a cabo el bautizo de los nuevos romeros que por vez primera hacen el camino. Tras este rito que ya es tradición en la última jornada se ha emprendido el camino que los llevará de Palacio hasta las plantas de la Blanca Paloma. 

Finalizará de esta manera un camino en el que el buen tiempo ha acompañado en todo momento y en el que un año más se suman más isleños en el sentir rociero por las arenas de Doñana. (ISLAPASIÓN).

Galerías: