Iglesias de diversas diócesis del mundo abiertas durante 24 horas con la presencia de sacerdotes para que los fieles puedan confesarse: Esa es la propuesta "24 horas para el Señor"  que el  Papa Francisco  ha lanzado y que se ha organizado a través del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, enviada a las diócesis de todo el orbe.

Según la carta, firmada por el presidente del Pontificio Consejo, Mons. Rino Fisichella, "la propuesta se dirige a toda laIglesia, con la intención de ser capaz de crear una tradición que se repita anualmente el cuarto domingo de Cuaresma".

La idea es que, a partir de las 5:00 p.m. del 28 de marzo, durante 24 horas, al menos una iglesia en cada diócesis permanezca abierta para permitir a todos los que quieran, acercarse a la confesión y a la adoración eucarística.

"La Nueva Evangelización tiene entre sus tareas, que se vuelve cada vez más central, el sacramento de la reconciliación. Por esta razón, se propone hacer la mayor parte de la cuaresma como particularmente adaptado a vivir la experiencia de evangelización a la luz de la confesión", escribió el Arzobispo Fisichella.

Y como no podía ser de otra manera, también en Roma se vivirá esta jornada. El viernes 28 de marzo a las 5:00 pm., el Santo Padre presidirá la solemne liturgia penitencial en la basílica de San Pedro, durante la cual él mismo confesará a algunas personas.

Finalmente, a las 5:00 p.m. tendrá lugar la celebración conclusiva de acción de gracias con las vísperas del IV domingo de cuaresma presididas por Mons. Rino Fisichella en la iglesia de Santo Espíritu en Sassia.

La iniciativa nace, explica el Prelado  "por un lado está la preciosa contribución del Sínodo sobre la nueva evangelización, durante el cual muchos padres sinodales han recordado la importancia de la reconciliación, sacramento ‘hermano’ del bautismo.

Por otro, "está el constante mensaje de misericordia que el Papa Francisco casi cotidianamente dirige a la Iglesia". Por esto, señala, "hemos pensado que quizá es útil en el período de cuaresma ofrecer un momento para la reconciliación con Dios y consigo mismo".

Nuestra Diócesis de Cádiz y Ceuta ha acogido esta iniciativa sumándose a la petición del Papa Francisco con la celebración de jornadas penitenciales, actos de adoración al Santísimo  en distintos templos de la geografía diocesana.

Nuestro Arciprestazgo de San Fernando celebrará esta jornada el sábado 29 en la Parroquia de San Pedro y San Pablo donde a partir de las 9,30 h. hasta las 18,30 h. se expondrá el Santísimo Sacramento de la Eucaristía para la adoración de los fieles y donde podrán encontrar a sacerdotes para poder participar en el Sacramento de la Reconciliación.

La jornada concluirá con el rezo de las I Vísperas del Domingo de Letare con el que se da comienzo a ese domingo IV de la Cuaresma, domingo de gozo y alegría ante la  proximidad de la celebración de las fiesta de Pascua.