Tras el recorrido por la ciudad y emprender su camino hacia Sanlúcar de Barrameda los rocieros isleños acamparon como es tradición en la playa de las Piletas de esta ciudad. 

Allí acudieron -cada año más- isleños para arropar a la hermandad en la primera noche de camino. Buen ambiente, anécdotas de otros años y momentos de convivencia previos al rezo del Santo Rosario.

Con las primeras intenciones y los primeros cantes los rocieros iban desgranando los misterios del rosario finalizando con la oración conjunta en forma de cántico.

Así terminaba la primera noche del camino del Rocío para los peregrinos de San Fernando que hoy embarcarán en Bajo Guía para emprender el camino por el Coto de Doñana. (ISLAPASIÓN).

Galerías: