A las ocho y media de la mañana se abrían las puertas de la capilla de los Desamparados para que comenzara a discurrir por el itinerario marcado el rosario de la aurora presidido por la Virgen de los Desamparados, Titular mariana de penitencia de esta corporación.

Este año este rosario ha modificado su recorrido puesto que ya no sirve para llevar a la Santísima Virgen hasta la residencia de ancianos de San José debido a la instalación en su capilla del grupo de oración perpetua. 

Es por ello que los hermanos de los Desamparados que han acompañado a la parihuela portada por miembros de la cuadrilla de hermanos de la cofradía del Viernes Santo han recorrido las calles San José, Real, Losada, General Valdés, Sánchez Cerquero para volver de nuevo a la capilla por la calle Real y la calle San José. 

Con este rosario de la aurora se cierra el ciclo de los celebrados en este mes de mayo y que cada año son menos en número en nuestra ciudad. (ISLAPASIÓN).

Galerías: