La Virgen de las Penas ha vuelto esta mañana al templo de San Servando y San Germán del barrio de la Ardila tras permanecer una semana junto a los usuarios del centro UPACE de nuestra ciudad.

El traslado, en el que el viento de levante ha azotado de forma constante, ha sido por el camino más corto entre el centro y la iglesia del barrio de la Ardila favoreciendo de esta forma que algunos usuarios acompañaran a la Santísima Virgen en este recorrido.

De esta forma por segundo año consecutivo se ha llevado a cabo esta iniciativa que une -además del Domingo de Ramos- a este centro y a los cofrades de la Hermandad de Humildad y Paciencia. (ISLAPASIÓN).

Galerías: