La hermandad filial de la Virgen del Mar, patrona de Almería, procesionó el pasado sábado, 13 de mayo, por primera vez en sus sesenta años de historia como hermandad.

Por ello, esta corporación letífica cuidó con esmero todos los detalles para que esta primera vez quedara marcada en la historia y en las retinas de todos los presentes.

Vinieron, para compartir esta efeméride, sus hermanos de la Matriz de Almería y los de la filial de Madrid. Hermanos destacados de esta corporación, como el periodista Cristóbal Cervantes, que se encontraba muy emocionado durante todo el recorrido.

Muchos estrenos para este día, como los faroles de acompañamiento de la Cruz Alzada, el Simpecado y los dos faroles de escolta, la pértiga, varias varas o las ropas del Niño, entre otras, más varias restauraciones o el paso de salida. También fueron prestados el templete por la hermandad del Buen Fin, los candelabros por la hermandad de la Lanzada, las jarras por la hermandad filial de la Virgen de la Cabeza o los copones por el Carmen de Calatrava.

Se visitaron a las monjas del Pozo Santo, Hermanas de la Cruz, Parroquia de San Pedro, Espíritu Santo, San Juan de la Palma y Divina Pastora y Santa Marina.

El capataz fue José Manuel Palomo con sus auxiliares y la Banda de música de la Cruz Roja fue la encargada de acompañar a la Stma. Virgen del Mar con sus marchas. (ISLAPASIÓN).

Galerías:


Comentarios: