Un año más el pueblo de Utrera se echó a la calle para acompañar a su venerada Patrona, Nuestra Señora de Consolación Coronada, en la tarde del uno de mayo cuando este pueblo del corazón de la campiña sevillana conmemora el Aniversario de la Coronación Canónica de la Santísima Virgen de Consolación.

Numerosos fieles se agolpaban a la puerta del Santuario mariano de Utrera para contemplar, con el sol iluminando la fachada del templo, la salida de la Santísima Virgen de Consolación. Largo el cortejo que acompaña a la Patrona de Utrera formado por todas las Hermandades y Agrupaciones de la localidad así como miembros de la Hermandad de la Sed de Sevilla, Consejo de Hermandades local y autoridades municipales.

El repicar de las campanas de su torre anunciaban la salida del paso procesional de plata de la Santísima Virgen que cobijada bajo templete del mismo metal bendijo a todo su pueblo de Utrera. La Virgen del barquito en la mano, que según el profesor Hernández Díaz parece ser del siglo XIV, se le atribuye su primer milagro en 1507 aunque uno de los milagros más destacados ocurrido años posteriores en 1560. Entorno a la Santísima Virgen existe un gran fervor no solo en el pueblo de Utrera si no en numerosas localidades que antaño tuvieron Hermandades filiales de la Virgen de Consolación. La imagen de la Virgen de Consolación es la de mayor fervor del pueblo de Utrera y gracias a ese fervor fue coronada canónicamente el 1 de mayo de 1964 en la utrerana plaza del Altozano. Entre las distinciones que ha recibido la Virgen de Consolación destaca su nombramiento como Alcaldesa de Utrera, así como la Medalla de Oro de la ciudad otorgada por el Ayuntamiento en 1993.

Para esta gloriosa procesión del uno de mayo la Virgen lució saya blanca bordada así como manto verde bordado portando sobre sus sienes la corona de oro que le regaló su pueblo de Utrera con motivo de su Coronación Canónica. La Santísima Virgen de Consolación recorre los aledaños del Santuario cruzando el Parque de Consolación bajo un sol que ilumina su rostro. Ya con las últimas luces del día la Santísima Virgen regresa a su Santuario donde todo un pueblo la venera y donde llegan numerosas peregrinaciones en la jornada mariana del ocho de septiembre, Festividad de la Santísima Virgen de Consolación de Utrera.

Galerías: