El Cristo del Perdón presidió ayer, a partir de las ocho de la tarde, el Vía-Crucis que su hermandad organiza dentro de los cultos que celebra en los días previos al Domingo de Ramos.

La parihuela había sido modificada respecto a años anteriores y el Cristo del Perdón se vio algo más elevado que de costumbre. La misma fue portada por una cuadrilla de cargadores de la JCC que lo portarán el próximo Jueves Santo sobre su paso.

El cortejo recorrió parte de las calles del barrio de la Casería y muchos fueron los hermanos que acompañaron al Cristo del Perdón en una desapacible tarde marcada por el fuerte viento de Levante. (ISLAPASIÓN).

Galerías:


Comentarios: