Entre la devoción y la polémica. Así un año más volvió a procesionar por la zona de Buen Pastor el Cristo de la Almadraba en lo que se ha convertido en una cita obligada para los vecinos del barrio cada Viernes de Dolores.

Y es que esta procesión civil -apartada de cualquier estamento eclesiástico- ocasiona cada año el posicionamiento contrario de las hermandades y cofradías de la ciudad pero suma, a favor, la devoción de decenas de fieles que acuden cada año a acompañarlo en su procesión.

Con penitentes, Cruz de Guía, señoras con mantilla y una cuadrilla que derrocha sentimiento en cada levantá. Así es el Cristo de la Almadraba. Entre los roscos que se reparten y las pulseras. Entre el Cerro y Gallineras. 

Quizás un movimiento que desde la Iglesia debiera encauzarse para que tome forma de agrupación parroquial dentro de Buen Pastor y de esta forma acabar con una polémica que no beneficia a nadie.

Salió el Cristo de la Almadraba. Otro Viernes de Dolores llegó a La Isla desde Buen Pastor. (ISLAPASIÓN).

Galerías:


Comentarios: