La Junta de Gobierno de la Hermandad de la Misericordia ha decidido en los últimos días -según ha confirmado a ISLAPASIÓN su Hermano Mayor Antonio Moreno Olmedo- establecer algunas modificaiciones en relación a su salida procesional.

La más significativa de ellas se verá en el último momento de la procesión: la recogida. Y es que a diferencia del resto de años el Cristo de la Misericordia al llegar a la Plaza de la Pastora no entrará en el templo sino que quedará en la propia plaza esperando la llegada del palio de la Virgen de la Piedad.

Según asegura Antonio Moreno "no habrá encuentro sino que solo esperará al paso de palio para entrar primero la Virgen de la Piedad y después el Cristo de la Misericordia" algo que remonta a 1982 año de la primera salida de la Virgen de la Piedad y en la que se utilizó esta misma fórmula para la recogida.

Otra novedad viene con la vuelta a una estructura del cortejo en la calle al llegar a la estación de penitencia en la Iglesia Mayor. Tal como se hizo durante algunos años al entrar el paso del Cristo de la Misericordia en el primer templo de la ciudad las últimas secciones del palio avanzarán entre las primeras del palio para poder comprimir el cortejo y que el paso de la Virgen de la Piedad pueda avanzar. Una vez el Cristo de la Misericordia salga de la Iglesia Mayor el cortejo que antecede al paso de palio se recompondrá para volver a tomar su natural estado. 

Cambios que según el Hermano Mayor de Misericordia coinciden con la celebración del 60 aniversario de la cofradía pastoreña y que vienen en el caso de la modificación en la recogida a retomar un hecho histórico como el que aconteció hace ahora 35 años. (ISLAPASIÓN).