Las cuadrillas de cargadores de la Hermandad del Prendimiento han trasladado en la tarde de hoy los pasos de la cofradía del Martes Santo desde el almacén de esta corporación hasta la Iglesia de San José Artesano.

En el traslado se ha podido ver el estreno más importante de esta cofradía para su próxima salida procesional que es el tallado del respiradero trasero del paso de misterio obra del tallista sevillano Manuel Guzmán Fernández. (ISLAPASIÓN).

Galerías:


Comentarios: