En la tarde del pasado lunes los cofrades de Humildad y Paciencia acudían al traslado de su paso de palio que cargado por una cuadrilla de la JCC fue llevado a la Iglesia de San Servando y San Germán.

Con este traslado y con los dos pasos en el templo del barrio de la Ardila los cofrades de Humildad y Paciencia se afanan por culminar todos los preparativos de cara a un nuevo Domingo de Ramos. (ISLAPASIÓN).