El Domingo de Pasión finalizaba en la Iglesia Mayor Parroquial con el traslado de los pasos de la Archicofradía de Medinaceli y la Hermandad de Columna.

Los más tempraneros eran los de la cofradía del Lunes Santo que entraban pasadas las ocho y media de la tarde en el primer templo de la ciudad, primero el palio de la Virgen de la Trinidad y tras este el de Jesús Cautivo y Rescatado mostrando el nuevo estreno dorado.

Habría que esperar más de una hora para ver llegar los pasos de la Hermandad de Columna ya que al tener varios coches aparcados en la puerta de su almacén imposibilitaba que se pudiera comenzar el traslado.

Los cargadores de la cofradía del Domingo de Ramos hicieron en pocos minutos el tramo que dista entre el almacén de esta hermandad y la Iglesia Mayor para de esta manera comenzar el trabajo en el templo de preparación de sus salidas procesionales. (ISLAPASIÓN).

Galerías: