La capilla del Cristo de la Vera-Cruz ha acogido esta tarde un acto que cada año es preámbulo de un nuevo Domingo de Pasión.

El acto consiste en el traslado del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz al altar efímero en el que será venerado en devoto Besapié en la jornada de mañana, Domingo de Pasión.

Para ello el pregonero de la Semana Santa de cada año de nuestra ciudad -Manuel Sánchez Casas en este 2017- y el último exaltador de la Cruz -Juan Mera Gracia que además será mañana pregonero de la Semana Santa de Cádiz- tienen el privilegio de portar sobre sus manos al Santísimo Cristo de la Vera-Cruz en este corto pero intenso recorrido.

Un recorrido que vuelve, como la Hermandad de la Vera-Cruz, a su capilla tras más de ocho años de exilio y que trajo recuerdos de Besapiés de antaño. 

Un acto solemne, con la participación del coro de la Hermandad de la Vera-Cruz y en la intimidad de la capilla que sirve como profunda y última reflexión cuaresmal para el pregonero de la Semana Santa que tendrá mañana la responsabilidad de anunciar una nueva Semana Santa. (ISLAPASIÓN).

Galerías:


Comentarios: