Feligreses de la Parroquia de Nuestra Señora de la Oliva participaron ayer de un Vía-Crucis por las calles aledañas a este templo de la ciudad como preparación de una nueva Semana Santa.

El acto estuvo presidido por un pequeño crucificado y las oraciones y meditaciones estaban a cargo del párroco de este templo el Rvdo. P. David Gutiérrez Domínguez que es a su vez Delegado de Patrimonio del Obispado de Cádiz y Ceuta. (ISLAPASIÓN).

Galerías: