La Iglesia del Santo Cristo acogió en la noche de ayer el concierto por segundo año consecutivo que la Banda de Música de la ACM San José Artesano ofrece a los cofrades de la Vera-Cruz coincidiendo con sus cultos cuaresmales.

Este concierto con carácter benéfico a favor de las familias acogidas en Cáritas tuvo en su programa marchas de corte clásico como "La muerte no es el final" o "Sanidad". Dentro del programa también figuraba la marcha "Nazareno Blanco" del isleño Carlos Guillén González que dirigió el propio autor o la emblemática "Santa Vera-Cruz" del también isleño José Manuel Belizón. (ISLAPASIÓN).

Galerías:


Comentarios: