La Hermandad de la Caridad cumpliendo con sus reglas y estatutos ha dado comienzo hoy -coincidiendo con la cuarta semana de Cuaresma- a los solemnes cultos en honor a sus Titulares. 

Sobre efímero altar vestido con el color de este tiempo litúrgico que es el morado y como dosel la imponente Cruz arbórea que tallase Manuel Guzmán Bejarano, descansan sobre catafalco la Santísima Virgen de la Caridad y el Cristo de la Salvación. 

La Virgen luce sobre su pecho el corazón que con motivo de la apertura del 75 aniversario donaron un grupo de hermanos. Los cuatro faroles del paso de misterio alumbran la escena de la Sagrada Mortaja.

El exorno floral está compuesto por flores en tonos morados y azules, colores de la penitencia y de la Caridad y han sido realizados por la Floristeria Malayerba. 

Este Triduo se prolongará -con rezo del Santo Rosario y celebración eucarística a partir de las siete y media de la tarde hasta el sábado- hasta la jornada del domingo en la que la Hermandad de la Caridad celebrará la Solemne Función Principal dando comienzo a las doce y media del mediodía. (ISLAPASIÓN).

Galerías:


Comentarios: