Las cuadrillas de cargadores que portarán el próximo Martes Santo al Prendimiento y la Virgen del Buen Fin ultiman sus ensayos de cara a una nueva Semana Santa en la que esperan poder dar todo lo mejor bajo los palos en el recorrido de esta cofradía por las calles de la ciudad.

Ensayan como de costumbre cerca del almacén de la cofradía del Prendimiento y ayer domingo lo hacían en horario de mañana aprovechando el buen tiempo reinante en la jornada.

Además de los giros, levantás y fondos también ensayaron uno de los momentos más esperados entre estas dos cuadrillas y el resto de hermanos del Prendimiento: el encuentro de ambos pasos en la recogida. (ISLAPASIÓN).

Galerías:


Comentarios: