Jesús de la Misericordia recorrió en la tarde de ayer parte de las calles que conforman la feligresía del templo de la Divina Pastora. En un Vía-Crucis que salió tras la eucairstía de siete de la tarde y en el que fueron muchos los cofrades, hermanos de la corporación y fieles que quisieron estar durante estos momentos al lado del Nazareno de la Pastora.

Y es que es sin duda uno de los Vía-Crucis que congrega a más público y que cobra carácter parroquial con la participación del resto de hermandades y grupos parroquiales dentro del cortejo que antecede a la parihuela que como en años anteriores es portada por hermanos de la corporación del Jueves Santo.

Ver a Jesús de la Misericordia pasar por las estrechas calles del barrio de la Pastora es sin duda un signo inequívoco de que la Cuaresma llega a uno de sus momentos álgidos y que este año se ha encuadrado dentro del tercer fin de semana de este tiempo litúrgico. (ISLAPASIÓN).

Galerías:


Comentarios: