La cuadrilla del Cristo de la Expiración de la capital gaditana se ha trasladado en la tarde de hoy al polígono Fadricas de nuestra ciudad para realizar uno de sus ensayos de cara al próximo Viernes Santo.

Y se han trasladado para ensayar a los sones de la Agrupación Musical Lágrimas de Dolores que será la que ponga el acompañamiento musical el próximo Viernes Santo en su recorrido por las calles de Cádiz.

Para ello se ha usado una parihuela perteneciente a una Cruz de Mayo de Cádiz que fue trasladada a San Fernando para reconvertirse en otra Cruz de Mayor pero con los palos dispuestos de la manera tradicional isleña y que han vuelto a situarse de forma que los cargadores gaditanos pudieran hacer una prueba junto a las marchas de estos músicos de La Isla. (ISLAPASIÓN).

Galerías:


Comentarios: