La Hermandad de la Caridad prosigue, también en Cuaresma, con el programa de actos para celebrar su 75 aniversario fundacional.

En esta ocasión, en la noche de ayer, llegaba el momento de uno de los actos que se habían preparado con un mayor detalle: el Vía-Crucis extraordinario por las calles de la feligresía.

Un acto revestido de mucho cariño y preparado en todos los aspectos por los miembros de su Junta de Gobierno.

El cortejo salió pasadas las ocho y media de la tarde de la Iglesia de San Francisco. Entre las filas que antecedían a los Titulares se pudo ver a un gran número de hermanos de esta corporación acompañando con cirios.

La capilla de música antecedía a una parihuela en la que una cuadrilla de la JCC portaba a los Titulares de la cofradía del Martes Santo. 

Un recorrido por parte del centro de la ciudad que se vio ensombrecido por la ausencia de Policía Local que llevó a situaciones desagradables en una buena parte del recorrido.

Sin duda la mejor parte del recorrido al paso por la Plaza de San José en la que una representación de la Hermandad de Desamparados esperaba a las puertas de la capilla para el saludo entre corporaciones.

Un nuevo acto dentro de este 75 aniversario que no puede sino reafirmar la devoción que tanto la Virgen de la Caridad como el Cristo de la Salvación tienen entre los hermanos, devotos y fieles de nuestra ciudad. (ISLAPASIÓN).

Galerías: