Tras la suspensión por dos veces del primero de los ensayos -por razones climatológicas- en la tarde de ayer por fin la cuadrilla de hermanos cargadores de la Hermandad de Columna pudo hacer el primero de sus ensayos de cara al Domingo de Ramos.

Una cuadrilla joven que ha trasladado el paso desde su actual ubicación en la casa de hermandad de las Tres Caídas hasta el primer tramo de la calle Real -el más próximo al Castillo San Romualdo- para poder ensayar con la tranquilidad de la ausencia de tráfico y su respectivo corte de calles por parte de la Policía Local. 

Una primera toma de contacto que seguirá en los próximos fines de semana al igual que ya lo hacen desde el pasado mes de enero la cuadrilla de la Virgen de las Lágrimas de esta misma hermandad. (ISLAPASIÓN).

Galerías: