El presidente del PP isleño, José Loaiza, ha mostrado el rechazo de su partido al traslado de la Carrera Oficial de su actual ubicación a otro punto de la localidad tal y como persigue el ejecutivo de Patricia Cavada y Fran Romero.

En los últimos meses el gobierno municipal ha trasladado al Consejo de Hermandades la necesidad de cambiar la Carrera Oficial a una ubicación diferente. Dicha idea surge exclusivamente de PSOE y PA sin que –según parece- las hermandades a través del Consejo Local hayan planteado esta modificación. Para Loaiza dicha propuesta plantea numerosas dudas e inconvenientes que deberían haberse valorado con más detenimiento.

La Semana Santa es un acontecimiento religioso que se vive en nuestra ciudad de forma mayoritaria y con un arraigo social innegable. El impacto que además tiene dicha celebración en otros aspectos no religiosos como pueden ser la economía local, la promoción turística o la conservación del patrimonio artístico e histórico, viene a corroborar la importancia que la Semana Santa tiene para la ciudad.

“Es evidente que dicha influencia no se circunscribe sólo y exclusivamente a los días de Semana Santa como tiempo litúrgico, sino que va más allá y se extiende durante todo el año gracias al trabajo generoso y altruista que realizan un extraordinario número de cofrades organizados en torno a cada una de sus hermandades. Directores espirituales, hermanos mayores y componentes de Juntas de Gobierno, grupos jóvenes, el Consejo de Hermandades,  cargadores, vestidores, floristas, músicos, cuerpos de acólitos, … constituyen un grupo social organizado en torno a las cofradías isleñas que son los verdaderos y únicos artífices de las ventajas que para la ciudad supone este movimiento cofrade”, afirmó Loaiza.

Igualmente, los artistas y el mecenazgo que las hermandades desarrollan en este ámbito, también colaboran en mantener una actividad cultural de primer orden por su valor, calidad e importancia.

Aspectos sociales y asistenciales suponen por último otro de las consecuencias positivas generadas por las hermandades y cofradías isleñas, tanto de gloria como de penitencia.

José Loaiza recuerda que durante años se ha venido afirmando que las obras del Tren-Tranvía que la Junta de Andalucía viene desarrollando en la ciudad desde 2008, no interferiría en el desarrollo normal de la Semana Santa ni implicaría la modificación de la Carrera Oficial tal y como hoy la conocemos. Sin embargo, en los últimos tiempos esas afirmaciones parecen matizarse constantemente tanto por los responsables de la obra y del futuro servicio, así como por los responsables del gobierno de la ciudad. La propuesta lanzada por la propia alcaldesa para cambiar su ubicación y la negativa a incluir la actual localización de la Carrera Oficial en la Ordenanza de la Calle Real que pretende regular su uso y funcionamiento, pone de manifiesto la escasa voluntad de cumplir con lo comprometido en su día.

Por ello el PP va a solicitar en el próximo pleno municipal que el Bipartito inicie los trámites administrativos oportunos ante la Junta de Andalucía y el futuro operador tranviario, para asegurar el cumplimiento del compromiso formulado en su día por el que el funcionamiento de dicho Tren-Tranvía no implicaría cambio alguno en el desarrollo de la Semana Santa y la instalación de la Carrera Oficial, así como el desarrollo de las procesiones de las Hermandades de Gloria.