Chiclana ha vivido un día histórico. En este 8 de diciembre y coincidiendo con el año en el que los chiclaneros conmemoran el centenario del Patronazgo de la Virgen de los Remedios sobre la ciudad se ha organizado un Besamanos Magno que ha contado con casi la totalidad de las imágenes marianas a las que se les rinde culto en la ciudad.

Un hecho de tanta magnitud que fue anunciado hace escasamente un mes -parece esta una tónica general en los grandes acontecimientos de Chiclana este año- como ocurriera con la Procesión Magna Mariana del mes de agosto.

Y es que si lo mejor ha sido poder contemplar a las dolorosas e imágenes letíficas en los distintos templos el punto negro -otra vez- va para el Consejo local de Hermandades y Cofradías por su nefasta organización. Ya que unir a todas las hermandades, agrupaciones parroquiales y demás entidades es harto difícil pero lo que no se puede fallar es en una difusión correcta a la hora de promocionar un evento de este tipo.

Hoy han sido muchos los cofrades que han paseado por las calles de Chiclana pero podrían ser muchos más -hablamos principalmente de los que no residen en esta ciudad- si se hubiera dado una difusión correcta al evento generando una guía con los Besamanos, sus horarios y particularidades. 

Hasta el día antes -ayer mismo- no se tenía un listado de todas las imágenes que se iban a exponer al culto incluso hoy mismo en un pequeño "pasaporte cofrade" que se podía recoger en la Iglesia de San Telmo figuraba la Virgen del Carmen Atunera que en cambio no aparecía en un listado que se ofrecía ayer mismo.

La Semana Santa de Chiclana crece a pasos agigantados en cuanto a número de hermandades, devoción y puesta en escena en las calles. Pero falta aún mucho por depurar de cara a vender estos magnos acontecimientos fuera -y dentro- de la ciudad. (ISLAPASIÓN).

Galerías: