Las previsiones de lluvia para la tarde-noche de hoy obligaron a los cofrades de la Hermandad de las Tres Caídas a suspender el rosario de antorchas que estaba previsto a partir de las seis y media de la tarde por las calles del barrio de la Bazán.

La decisión de suspender el rosario por las calles del barrio se decidió al mediodía tras la tromba de agua caída en la ciudad durante toda la mañana.

Sin embargo se citó a los feligreses a partir de las siete y cuarto de la tarde para exponer al Santísimo Sacramento y rezar las primeras vísperas del Adviento así como poner la misión parroquial en manos de María como Estrella de la nueva evangelización, tal como indicó la propia hermandad. (ISLAPASIÓN).

Galerías: