La Hermandad del Rocío de San Fernando comenzó en la noche de ayer el ciclo formativo que en los últimos años celebra en el mes de noviembre y que suele constar de tres jornadas en las que mediante ponencias, conferencias o mesas redondas se analiza la devoción a la Santísima Virgen desde alguno de los aspectos más importantes.

Ayer, en la primera jornada de este ciclo, y coincidiendo con el X aniversario del nombramiento como hermandad filial de la Matriz de Almonte la cita tuvo a cuatro ponentes históricos: los cuatro últimos Hermanos Mayores de esta hermandad en una mesa redonda que estuvo moderada por José Moreno Fraile. La misma se titulaba "10 años de hermandad filial".

En la misma los cuatro hermanos mayores que ha tenido esta corporación -José Loaiza Sánchez, Manuel Torres Oneto, Alejandro López Corral y José Luis Cordero Baro- comentaron desde su experiencia alguna de las vivencias que les tocó presidir en sus respectivas etapas al frente de la hermandad. 

Muchos fueron los detalles expuestos como el paso desde asociación "Reina de las Marismas" a una hermandad de pleno derecho reconocida por el Obispado, la compra del Simpecado o, como no podía ser de otra forma, la forma en la que se acogió la noticia del nombramiento como hermandad filial número 104 de la Matriz de Almonte.

Un buen rato de animada tertulia que llevó a tiempos pasados para poder reconocer el mérito de estos rocieros en etapas no siempre fáciles.

El acto acabó con la entrega de un recuerdo a cada uno de los participantes así como con la firma en el libro de honor de la hermandad de los ex Hermanos Mayores. (ISLAPASIÓN).

Galerías:


Comentarios: