Los rocieros de la filial isleña participaron este pasado fin de semana en la peregrinación andando por el Coto hasta el Rocío que anualmente organiza esta hermandad en el mes de noviembre.

El sábado por la mañana embarcaron en Bajo de Guía -Sanlúcar- para cruzar hasta los primeros metros del Coto de Doñana. Una jornada muy buena en lo meteorológico que se enturbió al caer la noche y bajar considerablemente las temperaturas.

Junto a los rocieros isleños peregrinaron también de las hermandades de Jerez, Rota, Cadíz y los de la agrupación parroquial de San Roque como apadrinados de la filial isleña.

En la segunda jornada -la de ayer- estaba previsto celebrar la eucaristía antes de salir del Coto pero la inestabilidad meteorológica lo impidió y se hizo en la ermita del Rocío junto a las hermandades filiales que tenían ayer su anual misa ante la Santísima Virgen.

Tanto al mediodía como por la noche de estas dos jornadas se organizó el rezo del Ángelus y del Rosario respectivamente en un ambiente de hermandad junto a los símbolos rocieros. 

La jornada finalizaba ayer con un rato de convivencia en la casa de hermandad del Puerto de Santa María donde los peregrinos pudieron descansar antes de tomar camino de vuelta hasta San Fernando.

En total casi un centenar de peregrinos de San Fernando a los que se les sumaron unos 60 rocieros más de la agrupación de San Roque (ISLAPASIÓN).

Galerías: