Cada frase es casi un nuevo titular. Así se muestra Manuel Guzmán Fernández en cada una de las intervenciones que tiene en público y cada vez que visita la ciudad de San Fernando no es menos.

El pasado sábado tuvo una conferencia a su cargo dentro del programa elaborado por la Hermandad del Prendimiento para el III encuentro de jóvenes cofrades organizado en la Parroquia de San José Artesano.

Su intervención comenzó con una frase que podría englobar su relación con la ciudad y los cofrades isleños “San Fernando es una ciudad a la que tengo que agradecerle mucho. Mi familia le tiene que agradecer mucho a San Fernando”.

Tras este agradecimiento fue repasando algunas de las obras que realizara su padre –Manuel Guzmán Bejarano- para San Fernando. El primero de ellos el retablo para la Hermandad de Medinaceli en el que trabajaron Guzmán Bejarano junto a Luis Jiménez Espinosa.

El primero de los pasos llegaría de la mano de la Hermandad del Ecce-Homo. Guzmán aseguró que “se hizo por casualidad gracias a Alfonso Berraquero. Fueron a Sevilla a comprar un paso de segunda mano y viendo que el paso no era de su agrado mi padre les ofreció poder hacer un paso nuevo y de allí vinieron a San Fernando con el paso firmado” así como aseguró que “es uno de los pasos más bonitos que se pasean por toda Andalucía”.

También tuvo momentos para hablar de otras obras como el paso del Nazareno, candelabros de la Hermandad del Huerto, pasos de Vera-Cruz, Misericordia, el templete de Servitas y la primera parte del paso del Cristo de la Sangre de Desamparados como obras que tuvo a su caro Manuel Guzmán Bejarano es por ello que aseguró que en la obra de su padre “San Fernando es una ciudad muy importante”.

Pero aquí no quedaron las referencias a las obras de su taller para San Fernando. El primero en analizar fue el de la Hermandad de las Tres Caídas que comenzara este artista sevillano y que hace unos meses un cabildo de hermanos decidía que cambiara de tallista. Sobre este paso Guzmán Fernández afirmó que “ahora han preferido irse a otro profesional pero tengo que decir que ese paso es grandioso, con un dibujo muy bonito que hizo mi padre y que nosotros lo hemos engrandecido con unas esquinas que han convertido el paso en el doble de grande y es muy espectacular”.

No quedó en este análisis la referencia al paso de misterio de la cofradía del Jueves Santo del Barrio de la Bazán puesto que Manuel Guzmán quiso apuntillar que “la hermandad por cuestiones económicas han preferido ir a otro profesional. Cada uno se puede equivocar como quiere” y aseguró que “yo a la hermandad le he dejado la puerta abierta por si quiere volver conmigo y enmendar el error que le hayan cometido en el paso”.

También comentó el paso de misterio de la Hermandad del Prendimiento del que aseguró que “va a ser el gran paso de misterio de San Fernando con esos poderosos candelabros que arropan perfectamente el grupo escultórico con un barroco muy llamativo y que hace que el paso sea espectacular”. Sobre su ejecución Manuel Guzmán dijo que le encantaría verlo terminado aunque “se está alargando bastante”.

Uno de los pasos que casi se ha finalizado es el de Jesús Cautivo y Rescatado de Medinaceli. De este comentó algunas peculiaridades cuando habló de la importancia de la iluminación en los pasos de misterios. Aseguró Guzmán Fernández que “ellos siempre llevaban faroles y en un principio no eran partidarios de los candelabros. Los convencí diciéndoles que un farol lo único que hace es posicionar no ilumina mientras que un candelabro con tulipas si ilumina” y añadió que “ño que hicimos fue componer una esquina donde encontramos el farol totalmente revestido por los candelabros. Aunque aún todavía le quedan los faroles”.

También se aventuró a ver este paso terminado afirmando que “poco a poco todo llegará y el día que se termine ese paso con un buen programa iconográfico realizado por un gran escultor que le de los valores necesarios y tenga en las esquinas los faroles y ese paso va a ser –ya lo es pero más aún- un bombón” así como sonriendo aseguró que espera “verlo completo, que lo terminen pronto”.

Tuvo tiempo también Guzmán Fernández para hablar del paso de templete de Servitas del que aseguró que su ejecución es “sine die” ya que “los pobrecitos tiene muchos problemas”. Aseguró que una vez terminado “va a ser un paso espectacular, va a ser el prototipo de paso de La Isla porque de palio no es sino que es un templete como los pasos antiguos de La Isla y encima la canastilla que se está realizando es del XVIII igual que el templete e igual que la historia de La Isla. Está todo metido dentro de la caja. Todo perfectamente historiado. Ese paso de Servitas cuando esté terminado va a ser un bombón también”.

No faltó la referencia a los diseños de las decenas de pasos que salen de su taller a lo que aseguró que “cada uno de los pasos que se están realizando en el taller para San Fernando todos son únicos y diferentes. Y cada uno perfectamente estudiado para lo que lleva arriba”. (ISLAPASIÓN).