El Obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Mons. Rafael Zornoza Boy, presidió en la tarde del 17 de noviembre, la ceremonia de apertura de la primera capilla de Adoración Perpetua instalada en la diócesis.

La celebración comenzó en la Iglesia de San Francisco, de la localidad isleña, desde donde, en procesión, se dio traslado al Santísimo Sacramento hasta la capilla, ubicada en la residencia de mayores de San José, en la calle Tomás del Valle.

Durante su intervención el obispo diocesano habló de la figura del "adorador" y definió la Eucaristía "como culmen de toda vida cristiana".

Para que este proyecto, alentado por Mons. Zornoza, haya sido posible, se ha trabajado intensamente durante los últimos meses para conseguir que más de 500 personas se ofrezcan como voluntarios para cubrir turnos diarios que permita que el Santísimo permanezca expuesto todo el año, veinticuatro horas (exceptuando el Triduo Pascual, dado que no se celebran Oficios en esta capilla).

Con esta apertura se cumple uno de los deseos y objetivos del Plan Pastoral del obispo diocesano, para que la diócesis pudiera tener un lugar abierto las veinticuatro horas del día para orar ante el Señor Sacramentado. La Diócesis de Cádiz y Ceuta se suma así a las más de 3.000 capillas de Adoración Perpetua que existen en el mundo y a las más de 40 que hay en España. (ISLAPASIÓN).

Galerías:


Comentarios: