La Diócesis de Asidonia-Jerez cerró ayer el Año Jubilar de la Misericordia con un pontifical oficiado por monseñor Mazuelos Pérez. La solemne eucaristía estuvo presidida por Madre de Dios de la Misericordia, que a primera hora de la mañana fue trasladada en su paso de palio desde la basílica de la Merced hasta la Santa Iglesia Catedral.

Al igual que ocurriera al inicio del Jubileo -con la salida de Nuestro Padre Jesús de las Misericordias-, la presencia de la Reina del Transporte en la calle otorgó un carácter verdaderamente popular a la clausura en Jerez de este Año Santo. La titular de la cofradía del Domingo de Ramos inició su recorrido hacia la Catedral con las primeras luces del día y acompañada por la coral San Dionisio Aeropagita.

El primero de los grandes momentos de esta jornada se vivió ante la iglesia de San Mateo, a donde la procesión accedió por la antigua calle Almendrillo. Bajo el dintel de la puerta de este histórico templo jerezano esperaba el Señor de las Penas, al que escoltaba un buen número parejas de cofrades de la Hermandad del Desconsuelo. La Virgen también accedió al patio de la capilla de Santa Marta, también en la plaza de San Mateo.

No menos destacado fue el momento vivido con la llegada de Madre de Dios de la Misericordia a la iglesia de San Lucas, que ha sido templo jubilar. Allí también le esperaban los cofrades de la Hermandad de las Tres Caídas y el Señor de la Salud. En este momento se incorporó al cortejo la Banda de Música de las Cigarreras, de Sevilla, que acompañaría a la Reina del Transporte en el resto de su peregrinaje hacia el primer templo diocesano.

Ya por la tarde, y tras el pontifical, empezaría a organizarse la procesión de regreso a la basílica de la Merced. En esta ocasión, Madre de Dios de la Misericordia contó con el acompañamiento de la Banda de Música del Maestro Tejera, de Sevilla. El cortejo abandonó la Catedral buscando enclaves como Pozuelo, Letrados o Tornería, para posteriormente buscar el templo dedicado a la patrona de la ciudad por Porvera, Ancha y Merced.

Galerías: