La Reina de Todos los Santos, una de las advocaciones letíficas más importantes en Sevilla, ha estado durante los días 2 y 3 de noviembre en devoto Besamano en su sede canónica.

Este Besamano venía a completar la Novena que se ha celebrado durante los días anteriores y que forman la antesala de la salida procesional que se llevará a cabo en la tarde del próximo domingo 6 de noviembre.

Esta salida procesional se suele considerar como el fin del tiempo letífico en la capital hispalense y suele ser una procesión que reúne a cientos de devotos y fieles que este año tendrán que mirar al cielo ante las adversas previsiones meteorológicas que están previstas para el próximo domingo. (ISLAPASIÓN).

Galerías: