La Archicofradía de Medinaceli celebró en la tarde de ayer, miércoles 2 de noviembre, festividad de los fieles difuntos, el tradicional rosario que esta corporación realiza por las calles del cementerio isleño.

Varias decenas de hermanos, fieles y devotos han acompañado las oraciones por las calles del Camposanto que se han iniciado y finalizado en la zona de entrada al mismo.

El cortejo lo abría una cruz escoltada por sendos ciriales a la que seguían los fieles que fueron recorriendo alguna de las calles del cementerio de la ciudad. (ISLAPASIÓN).