Así lo ha confirmado la Hermandad de la Vera-Cruz en un comunicado a los hermanos tras el acuerdo entre la corporación y el párroco del Santo Cristo y director espiritual de la cofradía, el Rvdo. P. Rafael Pinto Vega.

El próximo sábado día 3 de diciembre a las 19:30 horas, D.m., tendrá lugar la Eucaristía de reapertura de la Capilla del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, que estará presidida por el Obispo de Cádiz y Ceuta, Monseñor Zornoza Boy.

Lejano queda ya aquel 28 de junio del año 2008 en que la Capilla del Santísimo Cristo de la Vera Cruz quedó cerrada al Culto para afrontar el procedimiento de restauración debido a su avanzadísimo estado de deterioro. 

Tal como argumenta la hermandad en el comunicado "los diversos problemas que se fueron presentando fueron afrontados y resueltos gracias a los enormes y denodados esfuerzos primero de la Hermandad y posteriormente también de la Parroquia, que es quien concluye las obras finales".

La Hermandad de la Vera-Cruz ha querido agradecer públicamente toda la ayuda recibida en estos difíciles años, "verdaderos ejemplos de la Caridad que Cristo encomendó; así como las muestras de cariño y afecto hechas por diversas personas y entidades". Asegura que "nombrarlas todas sería imposible, pero queremos hacer mención especial a nuestro Director Espiritual y, naturalmente, a nuestros hermanos".

Asimismo, han querido hacer ver "que es intención de la Parroquia del Santo Cristo y de esta Venerable Hermandad desarrollar una serie de actos en torno a tan dichoso acontecimiento, los cuales se darán a conocer en próximas fechas". 

Especial referencia desean hacer al Solemne Traslado de losTitulares y San Juan Evangelista de vuelta a la Capilla, estando por determinar la fecha exacta del mismo, que será naturalmente en torno al día señalado para la reapertura.

Finalmente han querido recordar que la devolución al Culto de la Capilla del Santísimo Cristo de la Vera Cruz no es meta, sino inicio de un tiempo nuevo en que el citado templo volverá a tener un relevante papel en la vida de Fe de la Parroquia, el Barrio, la Ciudad y, como no podía ser de otra manera, la Hermandad. (ISLAPASIÓN).