El Besamanos Magno que tuvo lugar en Antequera el pasado sábado, 22 de octubre, contaba con todas las hermandades de Pasión y de Gloria activas de la ciudad.

Un besamanos que contó con un total de 16 imágenes dispuestas al visitante desde primera hora del día.

Desde las 12 del mediodía las campanas de todos los Templos de la Ciudad repicaban para anunciar el Ángelus y de esta forma proclamar para la ciudad no solo un llamamiento, sino también una oportunidad al cambio.

Un cambio que gracias al buen hacer de la juventud cofrade de Antequera, se produjo después de tanto tiempo para esta ocasión, con el Año de la Misericordia.

La Ciudad del Torcal está cambiando, y poco a poco va evolucionando hacia un futuro que aunque incierto, tiene a cofradías jugando un papel fundamental en la sociedad cristiana de hoy en día.

El apoyo a las personas más necesitadas y las ayudas en alimentos esta siendo un gran punto clave que concierne dentro de la Agrupación de Hermandades y Cofradías.

Una ciudad donde la mayoría de sus templos se abren eventualmente o de forma casual para el visitante y que en este día se tuvo la oportunidad, no solo de admirarlos y descubrirlos, si no también de poder observar ese rico patrimonio artístico y cofrade que no todos los días se deja ver.

Una serie incontable de piezas en bordados, orfebrería, joyería y talla eran los protagonistas mas especiales de la jornada, aparte de las bellas imágenes de María perfectamente ataviadas y de un estilo bastante diferente e inconfundible a otros, “Antequerano” lo llaman y se podría calificar como tal, dadas las formas y variedades que presenta conservando la forma de vestir de hace tres, cuatro y cinco siglos.

Un estilo que se ha probado y copiado hasta incluso en la misma capital hispalense en diferentes formas y variedades.

Orgullosos y llenos de felicidad estaban los rostros de todos los cofrades en Antequera ante un día bastante lleno de ilusión y anécdotas. Un día en el que los cofrades y hermanos de todas las cofradías se unieron por una misma razón.

Una ciudad protegida por Santa Eufemia, bendecida por Nuestra Señora de los Remedios y bajo el amparo del Señor de la Salud y de las Aguas. Donde el Consuelo se hace Esperanza, donde estar junto a la Veracruz se hace cada vez más Mayor Dolor, donde tener Paz y saber estar en Soledad crea optimismo y Piedad a los más necesitados que piden Socorro entre sus mayores y terribles Dolores.

Un lugar en el que Afligirse y pedir Perdón ayuda siempre y cuando mantengas un Rosario de opciones a tu alcance.

Antequera, una ciudad que ha sabido estar a la altura de sus expectativas en este día donde brilló y deslumbró a más de un corazón que la quiso descubrir.

Una ciudad donde el Arte y la historia se unen desde hace siglos para hablar con imágenes y no solo con palabras.

Para finalizar el día  en la Iglesia de San Juan de Dios, la Banda de Cornetas y Tambores “Amigos de la Música” de la misma Ciudad realizó un concierto para cerrar el acto de Besamanos. (ISLAPASIÓN).

Galerías: