El 50 aniversario de la llegada de la Virgen del Rosario a Los Barrios se vivió ayer con gran devoción. A la procesión magna mariana le precedió una misa concelebrada oficiada por el párroco de San Isidro, Yelman Bustamante, que llenó por completo el templo de San Isidro. 

Por primera vez los barreños vieron salir en procesión a todas las advocaciones marianas, seis en total de todo el municipio, el acto central de los programados por la Hermandad de Gloria de San Isidro y Nuestra Señora del Rosario. A las 7:30 aproximadamente salió la primera imagen del templo portaba en parihuelas, la Virgen de la Estrella, cotitular de la Hermandad de la Borriquita. Al igual que el Domingo de Ramos, la imagen fue portada por su cuadrilla de jóvenes mujeres. Minutos después salió del templo la Virgen de la Paz, de la Hermandad del Medinaceli. 

A continuación fue el turno para la Virgen de Los Dolores, que procesiona con Jesús Nazareno el Jueves Santo y tras ella la Virgen del Mayor Dolor, que procesiona con el Cristo de la Buena Muerte, el Viernes Santo. 

La Virgen del Carmen de Palmones también desfiló por las calles de La Villa. La Agrupación Musical Las Lágrimas de San Fernando, acompañó a las imágenes. 

Finalmente, la Virgen del Rosario fue la última en desfilar. La Banda de Música de Los Barrios acompañó a la patrona en todo el recorrido, que discurrió por las calles Rosario, Palma, Cervantes, Santísimo, Alcaría, Alta, Plata, Consuelo, Prior, Ancha, Reina, San Isidro, Plaza de San Isidro, Mayor y de nuevo hasta la Plaza de la Iglesia para entrar de nuevo en el templo pasadas las 23:00. 

Con la procesión Magna finalizan los actos por el aniversario de la patrona. Durante la pasada semana se celebró el habitual triduo.

Galerías: