El Nazareno de Santa María peregrinó en la tarde de ayer a la Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios (San Francisco) para ganar las gracias e indulgencias otorgadas por el Santo Padre con motivo del Año Jubilar con ocasión del 450 aniversario de la fundación de la cofradía del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz y Nuestra Señora de la Soledad. 

Hoy se colocará una placa conmemorativa de esta visita y por la tarde, tras la misa de las seis, la Imagen del Regidor Perpetuo regresará a Santa María por el camino más corto, es decir por San Francisco, San Juan de Dios y Jabonería. (ISLAPASIÓN).

Galerías: