8 monaguillos, un paso con cerca de una treintena de cargadores y más de un centenar de músicos. Esto es en números lo que ayer pudieron ver los cañaillas que paseaban por el centro de la ciudad entre las siete de la tarde y las doce de la noche.

Y es que una nueva procesión "laica" ha aparecido en nuestra ciudad proveniente de Cádiz donde este año -tras más de una década saliendo allí- y donde parece que seguirá saliendo.

Y con esta procesión -de la que ya informábamos días atrás- se reabre la necesidad o no de este tipo de manifestaciones que están fuera del amparo de la Iglesia católica.

Tras el Cristo de la Almadraba en la jornada del Viernes de Dolores ahora aparece esta nueva manifestación que rinde culto a la Exaltación de la Cruz en el mes de septiembre.

Y se ponía en la calle ayer desde el colegio público Servando Camúñez que cedía sus instalaciones para el montaje del paso y la organización de este pequeño cortejo.

Un pequeño cortejo que estuvo acompañado por músicos -sin banderín ni elementos representativos- de la Agrupación Musical Lágrimas de Dolores que demostraron una vez más el alto nivel en la interpretación de un amplio repertorio.

Y es que esta procesión no ha pasado inadvertida ni en sus prolegómenos puesto que tras la noticia en ISLAPASIÓN de su salida el Consejo de Hermandades y Cofradías emitió un comunicado en el que se desvinculaba de esta salida aceptando la libertad de organizarla pero asegurando la falta de contenido de la misma en relación con los valores de la Iglesia.

Y ha sido a partir de este comunicado cuando en las redes sociales se han visto manifestaciones de todo tipo incluso en las imágenes que ofrecíamos ayer en directo. Cofrades e isleños en general a favor de esta procesión y otros -la mayoría- que no ven con buenos ojos una procesión que desvirtúe el sentido de las manifestaciones públicas de fe que se canalizan mediante las hermandades y cofradías.

Además a todo esto se sumaron las quejas de los vecinos de todas las zonas por las que pasó la procesión -buena parte del centro de la ciudad incluida la calle Real- al no poderse aparcar durante toda la tarde en estas calles. Esta medida choca con la vivida la pasada semana en el rosario de antorchas con la Virgen de Gracia y Esperanza Coronada de la Hermandad del Huerto en la que aún realizados los trámites oportunos la Policía Local no consideró oportuno la retirada de vehículos en las calles por las que cogió este acto piadoso.

Volviendo a la procesión cinco horas en las que algunos isleños -cofrades y curiosos- quisieron acercarse a ver esta procesión que tocó puntos tan cofrades en la Semana Santa isleña como Capuchinas, parte de la Carrera Oficial o el interior del Parque Almirante Laulhé donde se vivieron los momentos más emotivos con la interpretación de marchas.

Destacó en su pequeño cortejo que a diferencia de las procesiones o actos de culto que habitualmente se celebran en esta ocasión se abría con tres monaguillos ceriferarios sin, por tanto, la presencia de la Cruz abriendo el cortejo.

Sin duda se abre de nuevo la necesidad o no de organización de este tipo de procesiones laicas alejadas de las directrices eclesiales. El debate está servido. (ISLAPASIÓN).

Galerías: