Miles de vecinos inundaron las calles de Los Palacios y Villafranca el pasado sábado para acompañar a la Hermandad de la Vera Cruz en su salida extraordinaria con motivo del 450 aniversario de su fundación, en lo que se convirtió en una jornada histórica para la cofradía y el propio municipio. Ese día que permanecerá en el recuerdo tanto por la procesión de la Virgen de los Remedios, que se vio arropada masivamente durante todo su recorrido por los palaciegos, como por la Misa Solemne Pontifical que previamente ofició el cardenal Fray Carlos Amigo Vallejo, arzobispo emérito de Sevilla. 

Tras un laborioso periodo de preparación, que ha durado varios meses, llegó el esperado y ansiado 17 de septiembre, día señalado por la Hermandad de la Vera Cruz para celebrar el acto más significativo de una amplia programación con la que esta corporación palaciega celebra durante 2016 su 450 aniversario fundacional. Es la institución más antigua de cuantas existen en la localidad y su capilla, la de San Sebastián, que acoge al patrono del municipio, está situada en lo que fuera Villafranca de las Marismas, en el popular Barrio de El Furraque. 

También se trata de la Hermandad más numerosa, con 3.000 hermanos, seguida en Los Palacios y Villafranca con una gran devoción hacia cada una de sus imágenes titulares, el Santísimo Cristo de la Vera Cruz, María Santísima de los Remedios y Nuestro Padre Jesús Cautivo. Así se vivió desde el principio de la tarde tanto por los incontables vecinos y vecinas que presenciaron la Solemne Pontifical, como posteriormente en la procesión extraordinaria de la Virgen de los Remedios, que congregó a miles de personas en un recorrido histórico por numerosos barrios. 

Con una organización milimétrica, todos los actos se desarrollaron en un ambiente festivo y devocional. El altar fue instalado en plena calle San Sebastián, a las puertas de la capilla que lleva su nombre, y con la presencia de la Escolanía de Los Palacios, que protagonizó la capilla musical de la Santa Misa. 

La ilusión era mucha para los hermanos cruceros que volvían a ver a su Virgen de los Remedios bajo su palio y dispuesta a dejar otro día grande en Los Palacios. La primera chicotá que realizó la cuadrilla de costaleros fue para colocar el paso en el altar donde la titular mariana iba a presidir la Pontifical. A continuación, se recibió con mucho cariño por parte de los allí presentes a Fray Carlos Amigo Vallejo, que en todo momento se mostró muy ilusionado y contento de estar, de nuevo, en Los Palacios y Villafranca. Durante su homilía, el cardenal emérito valoró el trabajo y la constancia de la Hermandad de la Vera Cruz con los que ha conseguido ese logro de haber cumplido 450 años. 

La Hermandad de la Santa Vera Cruz y Sangre de Cristo de Villafranca de la Marisma fue fundada en la primera mitad del siglo XVI, probablemente por colonos que se establecieron en esta población a raíz de la promulgación por el Concejo de la ciudad de Sevilla de su carta poblacional en el año 1501. Es de suponer que algunos de estos colonos ya eran devotos de la corporación sevillana de la Vera Cruz y a su llegada a Villafranca de la Marisma promovieron la fundación de una hermandad satélite de la hispalense. 

Tras la Solemne Pontifical, oficiada por el Cardenal Carlos Amigo Vallejo, dio inicio la procesión extraordinaria de María Santísima de los Remedios que generó tanta expectación y tanto ambiente en el municipio que fueron muchos los que acompañaron el paso y a la hermandad durante el recorrido y hasta altas horas de la madrugada, momento en el que tuvo lugar su recogida. A las ocho de la tarde se dispuso el cortejo integrado por más de 250 personas y en el que participaron como invitadas hermandades de la provincia de Sevilla de la Confraternidad de la Vera Cruz, así como todas las hermandades locales y estamentos civiles y militares de Los Palacios y Villafranca, el clero y Consejos Parroquiales. 

El recorrido, que se alargó en el tiempo mucho más de lo previsto en principio, incluyó visita a la Capilla de la Aurora, a la Capilla de los Dolores, a la Parroquia Mayor de Santa María la Blanca, a la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús y a la Capilla de Nuestra Señora de los Ángeles. La junta de Gobierno de la Hermandad de la Vera Cruz recibió en todos estos templos las felicitaciones de las distintas hermandades tanto de penitencia como de gloria, además de muchos presentes y regalos de cumpleaños. El propio alcalde de Los Palacios y Villafranca, Juan Manuel Valle, que con el resto de la corporación municipal y autoridades civiles y militares, acompañó en el cortejo hasta la Parroquia Mayor de Santa María la Blanca, destacó la entrega de todo el pueblo a dicha jornada. 

De cada uno de los templos, el cortejo se despedía con la marcha “Remedios de Vera Cruz”, que, el pasado sábado, se convirtió en todo un himno para el pueblo porque fue interpretado en muchas ocasiones no solo por la Banda Asociación Filarmónica Cultural Nuestra Señora de las Nieves de Olivares, que acompañó a la imagen, sino que de manera improvisada fue cantado en muchas calles por infinidad de vecinos al pasar la Virgen de Los Remedios por las puertas de sus casas. Y como no podía ser de otra manera los hermanos de la Banda de Cornetas y Tambores del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, que este año también están de celebración cumpliendo ya 25 años de andadura musical también participó con sus marchas abriendo el cortejo en este gran día. 

Otro de los momentos emotivos, fue el vivido a las puertas del Cuartel de la Guardia Civil, donde la Hermandad de la Vera Cruz quiso presentarse de forma extraordinaria para rendir homenaje a este cuerpo que vela por la seguridad de todos los españoles, y tras haber recibido el fajín de gala del General Jefe de la Guardia Civil de la Cuarta Zona de Andalucía que la Virgen de los Remedios lucía durante la procesión. 

Bien entrada la madrugada, la Virgen de los Remedios llegó a su barrio con el mismo acompañamiento masivo de vecinos que a primeras horas de la tarde, y con las calles engalanadas como la Hermandad lo había solicitado. Nunca estuvo sola la titular de Vera Cruz durante su salida extraordinaria, hecho que también fue muy agradecido por el Hermano Mayor Juan Gavira. A las seis y diez de la mañana, y tras un castillo de fuegos artificiales, culminó este día histórico que dejaba impregnado de mucho Remedios de Vera Cruz a Los Palacios y Villafranca.

Galerías: