La Iglesia Mayor se quedó pequeña. Parece un juego de palabras pero es la realidad. Se tuvieron que colocar sillas adicionales al final del templo y en las naves laterales. Y es que tras 18 años como párroco del primer templo de la ciudad, el Rvdo. P. Jesús Guerrero Amores deja este cargo para quedar como sacerdote adscrito a esta parroquia al llegar a la edad máxima para desempeñar esta función.

Y 18 años son muchos años. Muchas vivencias, muchos momentos y muchas personas. Y muchas de las que han pasado por este templo, que han tenido el apoyo incondicional de este sacerdote siempre, han estado para homenajearlo en la tarde de hoy.

Para ello se ha oficiado una eucaristía presidida por el propio homenajeado que ha estado acompañado por distintos sacerdotes que han pasado por la Iglesia Mayor en los últimos años así como por el Arcipreste de la ciudad, el Rvdo. P. Alfonso Gutiérrez Estudillo.

El Rvdo. P. Jesús Guerrero Amores ha querido en la homilía dar un agradecimiento a todas las personas a las que ha visto en su camio de fe y a los que ha seguido animando para "llegar a una vida de santidad".

Tras la celebración religiosa muchos de estos feligreses -entre los que se han podido ver las distintas hermandades y cofradías radicadas en este templo- han pasado a celebrarlo con una cena en el salón de celebraciones Yeyo de la ciudad. (ISLAPASIÓN).

Galerías:


Comentarios: