En la jornada de ayer la Iglesia de San Francisco de Cádiz acogió el Besamano a la Virgen de la Soledad de la Hermandad de la Vera-Cruz con la que finalizaba el Triduo extraordinario que esta corporación viene realizando en la presente semana.

La Santísima Virgen estuvo expuesta de manera extraordinaria durante toda la jornada y a la finalización de tan piadoso acto fueron trasladados los Titulares de la corporación gaditana a sus altares. Para ello se ha instalado un altar efímero que acompañará en el Altar Mayor hasta el 4 de octubre, fecha en la que la cofradía de la Vera-Cruz cerrará la Puerta Santa concluyendo de esta manera la celebración de su 450 aniversario. (ISLAPASIÓN).

Galerías: