El tallista isleño Manuel Oliva León acaba de finalizar el nuevo penacho para el retablo de la Hermandad de Afligidos. Este artista será el encargado de ejecutar la talla de las piezas que darán fin a esta obra. 

El motivo principal por el que la Junta de Gobierno de la cofradía del Lunes Santo se ha decantado por este artista es por el tipo de talla que realiza, que recuerda mucho a las del paso de misterio. 

Serán varias piezas las que aun están pendientes de ejecutar, tales como el artesonado y cresterías del techo, dosel trasero y los arbotantes laterales.

Es por ello, que la Junta de Gobierno tiene la intención de reactivar el número de colaboradores para tratar de acelerar la culminación de esta obra.

Cabe recordar que este altar con retablo neobarroco, fue diseñado por Antonio Martín Fernández. Tiene talla de su primera fase de Gonzalo Merencio y fue dorado sobre fondo gris por Manuel Calvo.

El 8 de diciembre de 2008 fue bendecida por el entonces Director Espiritual, Rvdo. P. Salvador Rivera Sánchez, la primera fase de talla y dorado del banquillo y peana. En marzo de 2012 quedó montada la carpintería y parte de la talla de la segunda fase, compuesta de baldaquino sostenido por dos pilastras y dos columnas. Y en la Cuaresma de 2014 se le añadía nuevas piezas de talla.

Ahora queda terminar con la talla y dorar esta última fase. No hay fecha fijada de terminación. Todo dependerá del número de colaboradores que quieran contribuir con esta obra, que vendrá a engrosar el patrimonio de nuestra ciudad. (ISLAPASIÓN).