La Virgen de la Palma ya se encuentra en la Iglesia de Santo Domingo tras el multitudinario traslado con el que ayer llegó al templo patronal gaditano desde su sede canónica en el barrio de la Viña.

Este traslado está enmarcado dentro de los actos que celebran el 325 aniversario fundacional de la Primera Compañía Espiritual del Santo Rosario. 

Dentro del recorrido el punto más destacado fue, sin duda, la visita a Santa María, donde la Palma se plantó a los pies del Nazareno (que fue padrino de su coronación canónica en 1987). También la otra imagen fue a la llegada a Santo Domingo donde la Virgen de la Palma quedó a los pies de la Patrona. Durante el camino la comitiva también fue recibida por la parroquia de Santa Cruz, a su paso por El Pópulo; y por la hermandad de la Santa Caridad en la iglesia de San Juan de Dios. 

Con este motivo extraordinario del 325 aniversario de los orígenes de la hermandad, la titular volvió a procesionar en su cúpula, que dejara de salir a la calle hace años (siendo la última vez en la fiesta del Corpus del año 2000). Lo hizo además estrenando un manto bordado en el taller de la hermandad que completa la saya también bordada que en su día confeccionaron los hermanos. 

También hay que mencionar en el apartado de estrenos la restauración y redorado (costeada por el grupo joven de la cofradía) de la corona que ayer llevaba la Virgen, que estuvo iluminada en el paso con los antiguos candelabros que acompañaban a la cúpula. 

Durante el recorrido se rezó el rosario, con el acompañamiento del coro de La Pastora. 

Será el próximo sábado cuando sí suenen marchas procesionales tras el paso de la Virgen, en la procesión extraordinaria de regreso a La Palma tras esta visita a los regidores perpetuos de la ciudad. (ISLAPASIÓN).

Galerías: