El párroco de San José de Cádiz, Salvador Rivera Sánchez, ha presentado su renuncia como director espiritual del Consejo de Hermandades, según comunicó el mismo vía telefónica al presidente de este organismo en la noche del pasado jueves. Esta renuncia llega por sorpresa al seno de la permanente, según admitía ayer el presidente, Martín José García, que quiso trasladar “nuestro agradecimiento por los servicios prestados y por su cercanía y su trato personal durante estos años”.

Tras comunicar esta renuncia, trasladada también al delegado episcopal de Hermandades, Juan Enrique Sánchez, habrá que esperar ahora el nombramiento de un sucesor que se haga cargo de la dirección espiritual del Consejo de cara al curso que comenzará próximamente (y donde, entre otros aspectos, tiene pendiente este organismo la clausura del Año de la Misericordia o la conmemoración de los 750 años que se cumplen en 2017 de la fundación de la diócesis, para lo que se podrían plantear diferentes proyectos).

La elección del nuevo director espiritual corresponde al obispo diocesano, Rafael Zornoza, que en principio se apoyará en la propuesta que el propio clero le pueda trasladar sobre el sacerdote idóneo para ocupar tal misión. (DIARIO DE CÁDIZ).